CARLOS ALZAMORAINICIO

De cabeza de serie a sparring.

Por Carlos Alzamora
Periodista

En pocas horas la selección aterrizó en la realidad del fútbol chileno. De estar por ranking en las puertas de ser cabeza de serie de Rusia 2018, pasó a ser mero sparring de los que asistan a la cita. Y entre las causas de ello está la poca base que ofrece la competencia nacional para echar mano de jugadores de cierto nivel, el llamado recambio. La mayor responsabilidad está en las Sociedades Anónimas Deportivas, SAD.

Es que hoy el fútbol comercial es lo que vemos: un producto.  Ya los clubes no trabajan para tener series menores que nutran a los equipos, pues el reino de las sociedades anónimas en el deporte busca jugadores en todo el mundo, y así es cómo le va a la competencia local. Cierto, mantienen las llamadas cadetes y no hay mayor rédito, pues a las S.A.D. no le importan los reconocimientos, los campeonatos internacionales, sino que les interesa vender y vender, de la nacionalidad que sea. Los clubes hoy son una vitrina, un escaparate que va por TV a todo el mundo. Del otro lado de la pantalla a pocos importa la nacionalidad de los jugadores, importa como juegue el equipo de turno. A las SAD ni siquiera les importa que vaya gente al estadio. Por ello Chile está viviendo lo que pasaron Brasil y Argentina, con cientos de jugadores en Europa y una decaída competencia local.  La solución no es impedirles que se vayan, sino poner requisitos para que salgan nuevos jugadores que nutran a las selecciones. Nunca había tenido el mercado internacional tantos chilenos, pero también nunca las selecciones chilenas habían tenido tan poco recambio. Y si en los clubes abundan desconocidos extranjeros, entre los chilenos tampoco hay quienes apuren a los Paredes y Valdés, por ejemplo, los “veteranos” de los equipos más populares en Chile.

El fútbol no ha dejado de ser la pasión del hincha, pero como industria está abandonado ciertas formas. Hoy, por ejemplo, los contratos de los jugadores más destacados de cada país incluyen ser pateadores de penales o tiros libres, porque los patrocinadores pagan por ello. También pagan (hasta la multa), por sacarse la camiseta, porque hay spots, como los de máquinas de afeitar, donde están en tal postura y la publicidad actúa por asociación, en esos casos. Ya no hay figuras del balompié mal aspectados. Los más demandados viajan con peluquero y asesores de imagen.

El marketing tiene sus prácticas y también hay sponsors mundiales que ofrecen millonarios contratos a deportistas emergentes, sin que estos se percaten, para secuestrarles la imagen. Y lo hacen porque ese deportista puede ocuparle el espacio a su mayor figura. Muchas veces terminan en largos juicios, porque ese jugador ve que su imagen no se utiliza y acaba en el anonimato. Sin duda que esto mata la competencia.

Es que el comercio está en el deporte mucho más involucrado de lo que parece. No sería raro que Usaín Bolt jugara los últimos 15 minutos en algunos partidos de Manchester United, porque sería noticia mundial ver cómo lo persigue alguno que se atreva.

Los jugadores de Chile ya leyeron sus contratos y ahora no es cuestión de renunciar a tal o cual campeonato. A no dudarlo, hasta el técnico y algunos cracks habrían preferido no alinear a Sánchez, Vidal, Bravo, Medel, Aránguiz e Isla en la Copa Confederaciones, pero las presiones del marketing del producto selección, dijeron otra cosa. El resultado está a la vista. No hubo descanso, se perdieron juegos con Paraguay y Bolivia, y Chile no va a Rusia, pero tiene desafíos. ¿Por qué no el tricampeonato de América el 2019? ¡Y en una final contra Brasil en el Maracaná! Yo apostaría por ese desafío. El lunes ya hay que estar trabajando en ese plan y, entre otras tareas, poner la competencia local en manos de jugadores más jóvenes. No menos de 3 sub 20 chilenos en cancha, alguien que apure a la generación dorada y le entregue soporte al fútbol, no solo rédito a las acciones en la Bolsa.

Un comentario en “De cabeza de serie a sparring.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *