Chile-Legalización del aborto: el comienzo del fin de una Iglesia que intenta caminar “mirando hacia atrás”

Publicada en Publicada en INICIO, SENÉN CONEJEROS

Por Senén Conejeros
Periodista

La ley de aborto cuya legitimidad proclamó hoy el Tribunal Constitucional de Chile marcará “un antes y un después”. Es la punta de un iceberg que lleva grabado el mandato de los chilenos: “vamos que se puede, más cambios ya”. Hoy es el día en que el pueblo apuntó al corazón del poder político, religioso y económico del país perforando el corazón real de la tiranía.

La gran derrotada con la ley aprobada hoy, que legitima el aborto en tres causales, es la derecha chilena. Son los antiguos terratenientes los que hasta ahora, gracias a sus fortunas, “han puesto y sacado Rey” de la política y de los políticos de todos los partidos, de derechas a izquierdas. De todos los tonos y de todos los signos.

Este triunfo obtenido por los chilenos “de a pié” sin duda hará pensar en lo que se les viene encima a los antiguos señores de la tierra, cuyas generaciones posteriores se han transformado en los propietarios de la economía del país, de la política, y de los ciudadanos, mediante los negocios que hacen con la Seguridad Social, la Medicina y todos los bienes de producción y el abuso en lo que ganan con todas las actividades del país en sus manos.

La aprobación parcial del aborto en Chile demoró varios años. Demasiado. Esa demora fue posible, en gran parte, a una Jerarquía de la Iglesia Católica que terminada la gestión del Cardenal Silva Henríquez, a mediados de los ochentas, retornó al tránsito de alejarse de su pueblo para volver a redil de los servidores de los poderes económicos y políticos.

La Derecha chilena, aferrada a una dictadura de ideas y con prácticas muy lejanas a lo que había sido la Pastoral de la Iglesia Universal y al compromiso de su Jerarquía, se fue creyendo “su propio cuento” de que todo estaba bien y de que ningún chileno tenía conciencia de los que estaban haciendo con sus vidas.

Desde que la derecha ideóloga, y gestora directa de la asonada militar, retornó al control de “su” Iglesia, tras la partida de Silva Henríquez, nunca imaginó siquiera de que podría llegar el momento que todo su andamio de abusos contra los chilenos podría estar “al borde del precipicio” como parece haber sido puesto hoy, por los propios jueces que ellos pusieron en el Tribunal Constitucional.

Lo ocurrido hoy en Chile, con una ley ya totalmente tramitada y que será promulgada en breve, por la Presidenta Bachelet, y que permite el divorcio en Chile, puede ser la punta de un iceberg que debería traer grandes reformas y cambios en este Chile en el que la inmensa mayoría trabaja mucho y gana poco. Esa misma mayoría olvidada por los economistas, los políticos y los empresarios.

En un total de 60 países (30,5%) el aborto es legal en cualquier circunstancia y en 130 (66%) la legislación lo permite en algunas circunstancias especiales, como: violación, inviabilidad, problemas socioeconómicos, problemas de salud, riesgo de vida de la madre o problemas con el feto.

Mediante la ley aprobada hoy en el Tribunal Constitucional el aborto en Chile es permito en tres causales: riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *